Estudio de evaluación de impacto de la IED Regional

El informe presenta una caracterización de la inversión extranjera directa (IED) en la región de O’Higgins y una estimación de sus impactos en el producto, empleos y salarios regionales.

Metodológicamente, se ha compilado información estadística a nivel nacional y regional, para los periodos 2012-2020 y 1996-2012 obtenida de diversas fuentes oficiales, como el Banco Central de Chile, InvestChile, el Servicio de Impuestos Internos y el Instituto Nacional de Estadísticas. La información estadística volumen de IED, de empresas instaladas en la Región, junto con su aporte al producto interno bruto, empleos y salarios.

Los principales resultados del estudio tienden a confirmar que la IED histórica instalada en la región de O’Higgins ha sido escasa, con poco nivel de diversificación y asociada a sectores intensivos o especializados en recursos naturales. Por lo mismo, considerando las potencialidades de la región y tendencias del siglo XXI existe un amplio margen de contribución para la IED, y de aporte a la economía regional en nuevos sectores y territorios.

Desarrollo

Los resultados de este estudio se resumen en los siguientes puntos:

  • A pesar de mostrar un crecimiento importante en los últimos años, la IED en la Región de O’Higgins es todavía muy baja, alcanzando alrededor de un cuarto de la IED per cápita a nivel nacional.
  • La IED en O’Higgins muestra un comportamiento pro-cíclico, es decir, se mueve a la par de los movimientos de la economía regional.
  • Al menos para el período analizado, respecto del país y de otras regiones de referencia, la IED de O’Higgins se encuentra muy poco diversificada sectorialmente, concentrándose en gran medida en los sectores de servicios básicos (electricidad, gas y agua) e industria manufacturera agroalimentaria. Las actividades más intensivas en conocimiento, en cambio, tienen una baja participación en los flujos de IED en la Región.
  • Las empresas IED en la Región de O’Higgins tienden a concentrarse en el sector nor-oriente de la Región (Rancagua, Mostazal). Este patrón concuerda con la evidencia internacional que indica que la IED se localiza buscando aprovechar la mayor disponibilidad de recursos y servicios diversos que ofrecen las ciudades más grandes (Rancagua), así como también la cercanía a mercados de mayor tamaño (Santiago).
  • En línea con lo que muestra la evidencia científica internacional, se constata que una mayor IED se asocia a un mayor crecimiento económico regional, y a su vez, el crecimiento económico regional atrae mayor IED. A través de su efecto en el producto, la IED tiene varios efectos en los mercados laborales regionales. En este sentido, aumentos de la IED en la región en rangos del 10% del stock regional de IED se traduciría en aumentos del producto interno bruto regional de alrededor en el rango entre los US$47.000.000 y US$62.500.000 anuales.
  • No se estiman grandes diferencias en los efectos de cambios proporcionales de la IED entre sectores económicos. Los efectos estimados de aumentos proporcionales de la IED dependen más bien del peso de cada sector en el total de cada variable en la región.
  • Para aumentos en igual proporción de la IED, los mayores efectos en el producto se estiman para los sectores silvoagropecuario-pesquero y minero, principalmente por ser los que más pesan en términos del producto interno bruto regional. Aquí, un aumento de la IED del 10% se traduce en aumentos del producto de estos sectores de alrededor de US$12.500.000 y US$12.500.000 respectivamente.
  • Aumentos razonables de la IED se traducen en efectos significativos en la creación de empleos calificados, y en efectos más acotados en la creación de empleos no calificados. Por ejemplo, el efecto de un aumento del 10% del stock de IED regional, sería de alrededor de 1,900 empleos calificados y de 400 no calificados. El mayor efecto de la IED en el trabajo calificado respecto del no calificado es consistente con la evidencia científica internacional.
  • Las estimaciones aquí realizadas no permiten prever efectos importantes de la IED en los salarios regionales promedio, ni calificados ni no calificados. En particular, el efecto estimado de aumentos de la IED en los salarios no calificados no es estadísticamente relevante (mayor a 0). En el caso de los salarios calificados, aún siendo los efectos significativos en un sentido estadístico, se requerirían aumentos del stock de IED en torno al 70% para recién alcanzar aumentos de los salarios calificados promedio de unos $10.000 mensual. Los débiles efectos de la IED sobre los salarios aquí pronosticados también concuerdan con la evidencia científica a nivel internacional.
  • En ningún sector se estiman efectos relevantes en los salarios calificados o no calificados. Aún cuando en el sector silvoagropecuario-pesquero se estiman efectos considerablemente más altos en comparación con los otros sectores, para rangos realistas de aumento de la IED regional ellos son todavía pequeños en magnitud, y están estimados con un margen de precisión estadística que no permite descartar efectos tan pequeños como en el resto de los sectores.

A modo de conclusión, los resultados de este trabajo muestran que la IED puede ser un motor de crecimiento económico regional y de generación de empleos. Dado los bajos niveles de IED en O’Higgins, se constata en este estudio una oportunidad para la región. Esta oportunidad, todavía poco aprovechada, puede ser materializada mediante políticas regionales inteligentes de promoción y atracción de inversión extranjera directa.

Síguenos en nuestras redes sociales